GAME OF THRONES RESEÑA: S04E02 “The Lion and The Rose”

LIKE A FUCKING BOSS

LIKE A FUCKING BOSS

AHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAH!!!!!!

Oh, por los siete dioses. El Internet volvió a colapsar una vez más gracias a las malvadas maquinaciones de George R.R. Martin. Y en el segundo episodio, ni más ni menos, perdiendo la bonita costumbre de que el noveno episodio de cada temporada es aquel que llena de horror las redes sociales y de gritos de indignación de “¡AY MIS SPOILERS!”. En las inmortales palabras de Sterling Archer:

tumblr_m0z81mQWcj1qi7deco1_500

Anywho, vayamos directo a lo que nos interesa, la reseña de este glorioso episodio.

El episodio abre con uno de mis personajes favoritos de toda la serie, Ramsay Snow, bastardo de Bolton, quien nos sigue demostrando como sacado directamente de un episodio de Scooby Doo lo terrible que puede llegar a ser. El pobre Reek (¿Quién es Theon? NOBODY REMEMBERS YOU, ASSHOLE) da muestras de un daño emocional y psicológico ocasionado por las fuertes torturas que Ramsay le impone y comienza el interesante arco de hacernos sentir pena por lo que le pasa a Reek. En verdad, dudo que suceda, asshole had it coming. Ramsay persigue junto con Reek y Whats-her-name a una chica desconocida por el bosque, cazándola, persiguiéndola con sabuesos hambrientos y divirtiéndose en el proceso para terminar siendo alimento de canes. Ouch. Reek es testigo de todo el suceso y nos quiere hacer creer que todo el asunto le asquea. Oh, claro, después tenemos una escena con Lord Bolton en la que le recuerdan a Reek que él ACHICHARRÓ VIVOS A DOS NIÑOS INOCENTES. Obviamente, el camino a la redención para Reek (de verdad, no vuelvo a llamarlo Theon. Reek es un nombre Turbo awesome para no utilizarlo) será uno largo y tortuoso, pero si ello significa que veremos más divertidas escenas de Ramsay, interpretado magistralmente por Iwan Rheon, then I’m totally in.

Ramsay

Por otro lado vemos a Tyrion dándole una mano (AHAHAHAHAHA, SEE WHAT I DID THERE? HIGH FIVE! Anyone? No? Ok…) a su querido hermano Jaime para que no pierda toda su gloria, ahora que tiene su manita desconchabadita, para lo que lo refiere con otro MVP de la serie: BRONN. Jesús. De verdad que no hay forma de que Bronn tenga malas líneas y de que todo lo que sea o badass o increíblemente gracioso. ¿Cuántas veces le he pedido a cualquier deidad que esté dispuesta a escucharme que nos de una Buddy Comedy de Tyrion y Bronn? No las suficientes al parecer, pero, HBO, si estás leyendo esto, de nada.

Aprovechando que estamos con Tyrion, a nuestro pobre favorito parece no dejar de irle del carajo. Primero vemos como Varys le informa que Shae ha sido descubierta y que no pasará mucho tiempo para que se solucione dicho problema, de lo cual se da cuenta cuando observa a su padre y a su hermana hablando por debajo de su aliento acerca de ella. Tyrion monta una escena en sus aposentos para obligar a Shae a que huya de King’s Landing sana y salva. Casi como si supiera lo que estaba a punto de ocurrir. Shae evidentemente no lo toma tan bien y, por primera vez en la historia de la serie, las mentiras se le dificultan a Tyrion. Wow. Eso es lo que causa el amor en el corazón del pequeñín, que la honestidad intente salir a chorros de su viperina lengua. Poor Tyiron.

Lejos de toda la acción relevante del episodio, tenemos a todo el Crew de Dragonstone, Melisandre, Stanis Baratheon y a Davos Seaworth discutiendo, otra vez, acerca de las implicaciones teológicas de las deidades de la oscuridad y de la luz. O algo. Si Melisandre hubiera enseñado los pechos, probablemente le hubiera puesto más atención a esta aburrida sección. Pero bueno…

Debe de ser mi día de suerte. ¡HODOR! AWWW YISSS, MOTHAFUCKIN’ HODOR! Algo sucede con Bran Stark y los gemelos, pero HODOR. En verdad, no hay escena que HODOR no se robe. Maldición, ya denle el trono de hierro a HODOR. HODOR!

hodor-with-it-game-of-thrones

El resto del episodio se lleva a cabo en la ya famosa Boda Púrpura, en la que, escena tras escena, recordamos lo douchebag que es Joffrey. Maldito mocoso. La ceremonia se efectúa con éxito, nada que un par de comentarios agrios de Tyrion no hagan llevadero. Es en el momento que vemos a la Queen of Thorns intercambiando jabs con Tywin Lannister cuando sabemos que la verdadera diversión ha comenzado. Buckle your seatbelts, kids. ¿O el verdadero momento en el que empezó la diversión fue cuando Oberyn Martell volvió a robarse la escena con dos líneas? No estoy seguro, pero todo comenzó a moverse de forma muy rápida desde que sucedió lo siguiente. Pongan atención:

sansa

 

Ok. Sansa y The Queen of Thorns compartiendo un momento. ¿Ok? Bien, entonces seguimos.

sansa2

WAIT, WAIT, WAIT. ¿A dónde lleva su mano la Queen of Thorns? Veamos…

sansa3

 

AHA! Noten como las piedras del collar de Sansa están incompletas. ¿Ya lo notaron? Sí, sí, la piedra de la extrema derecha no está. La reina, como ninja, la tomó y Sansa no se dio cuenta. Ok, sigamos.

Sigur Rós aparece para darnos una aburrida interpretación de The Rains of Castamere, sólo para ser alejados con unas monedas de Oro por el Rey Joffrey. Supongo que él también escuchó sus últimos y terribles tres discos. Yo hubiera hecho lo mismo. No importa, tenemos otra escena de cortísima y estelar de Oberyn. Oh dios. Oberyn, nunca nos dejes nunca.

tumblr_n40k7w0ZpK1s8fkyqo1_400

Los invitados se amenazan, se hacen indirectas, se revelan amores por manos perdidas, se humilla a los sirvientes, Oberyn vuelve a ser lo más increíble en pisar King’s Landing desde que Hodor decidió marcharse al norte y la atracción principal de la tarde comienza cuando Joffrey, el imbécil, manda a llamar su puesta en escena protagonizada por enanos, en la que relata la historia de “La guerra de los cinco reyes”. De muy poca calidad y con menos tacto, comienza a humillar de manera sistemática a Tyrion, obligándole a actuar como sirve-vinos, tirando su copa por los suelos, la cual amablemente levanta Sansa (UH?) para después servirle su vino con cara de “espero que te ahogues, idiotín”. Oh Tyrion, no debiste de haber pensado eso.

tumblr_n40iusLmY71rb385fo1_500

En una última muestra de patanísmo, Joffrey corta con su recién estrenada espada su enorme pastel, el cual estaba relleno de palomas vivas, las cuales sufren la misma suerte que Ned Stark. Ouch, again. Felizmente come su pastel al lado de su nueva reina y el espectáculo comienza: alguien envenenó a Joffrey y todos culpan a Tyrion. Y nos regalan una hermosa escena en la que colectivamente sonreímos mientras vemos sufrir al villano más odiado de nuestra generación. Aplaudimos en nuestras oscuras habitaciones, gritamos O Emes Gés en nuestras redes sociales y todos, absolutamente todos, nos sentimos bien. Es la primera vez que George R.R. Martin mata a un personaje al que en verdad todos querían ver muerto. Awww yisss, this feels good.

Obviamente lo asesina la Queen of Thorns. Ya, no hagan conjeturas. There it is. Todos culparán a Tyrion por culpa de su show en los últimos momentos de vida del Rey, pero en verdad, nuestro verdadero héroe se llama Olena Redwyna. God save the queen.

tumblr_n40lye5HD11s5vd1ko1_500

AHAHAHAHAHAHAHAHAHA!

Sweet Dreams, beautiful cunt.

 

Boob Count:

BC040

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s