El Mapache recomienda: Legit

legit

Quiero inaugurar ésta sección de recomendaciones semanales con la última gran comedia que descubrí. La intención de “El Mapache recomienda:” es, precisamente, eso: darles recomendaciones para aquellos momentos de ocio en los que no encuentren nada qué ver o que, sencillamente, decidan empezar ver una nueva serie pero no sepan qué ver. En cualquiera de los casos, no se preocupen, I’m your man.

Nombre: Legit (2013)

País: Estados Unidos

Género: Comedia

Temporadas: 2

Transmitiéndose actualmente.

Actores: Jim Jefferies, Dan Bakkedahl y DJ Qualls

¿De qué trata?

Legit es una comedia norte-americana de la cadena FXX (It’s Always Sunny in Philadelphia, The League) que sigue la vida de un comediante, Jim Jefferies y sus intentos malintencionados por ser una buena persona, por ser legítimo.

¿Por qué la recomienda El Mapache?

Oh, boy. Cuando descubrí Legit no sabía qué, exactamente, esperar de ésta comedia; sólo contaba con unas cuantas referencias vagas que aludían a su calidad de manera positiva.  Y dichas referencias no se equivocaron en absoluto. Es más, me atrevería a decir que se quedaban cortas acerca de la gloria que es ver a Jim y compañía fracasar rotundamente en su intento por convertirse en una mejor persona.

El tema general de la serie tiene un espacio ganado y particular en mi corazón: no importa cuántos esfuerzos absurdos hagas, en el fondo, el destino, la sociedad y la gente sabe que, por más que lo intentes, ya eres una cochinada de persona. No saben, queridos lectores, cuántas veces he intentado yo mismo ser menos “Yo” y más “Como las demás personas” sólo para fallar colosalmente y terminar envuelto en absurdas situaciones peores que cuando enfrentabas a la vida con tu regular y sociópata forma de ser.  Y eso es parte de lo que hace tan interesante a Legit.

Jim (Jefferies) no es una persona adorable, es un comediante australiano que vive con su roomate del colegio, Steve (Dan Bakkedahl)  y cuya carrera como comediante de standup va en picada. La situación empeora cuando, impulsado por el deseo de realizar una buena acción, decide acompañar a Steve a visitar a su hermano Billy (DJ Qualls) el cual tiene distrofia muscular y vive básicamente encerrado en un hospital para personas que necesitan cuidados especiales. Todo cobra vida cuando, con el nuevo optimismo por la vida de Jim, deciden llevar a Billy a Las Vegas a una “casa de citas” para que el pobre hombre discapacitado tenga su primer contacto sexual de la mano (ajá, de la mano era el plan original) de una prostituta. Como se pueden imaginar, nada sale bien. Pero éste es el verdadero punto fuerte de Legit: aunque todo parezca humor negro que se utiliza como shock value, su sentido del humor se transforma en una versión honesta y compleja de la amistad de tres individuos tan discordes como sus relaciones sociales.

Legit se mueve magistralmente entre los momentos cómicos incómodos, las grandes risas provocadas por la comedia situacional, lo chusco de la comedia física para, sorprendentemente, rematar arcos emocionales para sus personajes de una complejidad sencillamente increíble para una comedia. Nada más les adelanto, sin spoilear el episodio, que el capítulo final de la primer temporada, es una montaña rusa de risas y sentimientos profundos, viajes emocionales fuertes y descubrimientos existenciales que los dejarán con el corazón en la mano. Pocas series alcanzan un nivel tan alto como el que Legit es capaz de alcanzar como lo demostró en dicho episodio.

El Crew de Legit

El Crew de Legit

Otro gran punto a favor de Legit es su carencia de miedo al utilizar personajes no convencionales para la televisión con patologías reales y enfermedades poco exploradas en el medio. Jim sufre de depresión ocasionada por el momento tan desafortunado por el que está pasando, acompañado de una poca saludable adicción al sexo que lo lleva sufrir de un cierre emocional que afecta todas sus relaciones personales. Steve es un padre divorciado, cuya ex-esposa decidió tener un amorío y es perseguido constantemente por el fantasma de la derrota profesional y matrimonial; constantemente es acechado por el terrible sentimiento de sentirse poco apreciado dentro de su familia al darse cuenta de la necesidad de cuidados que requiere su hermano, mismo que lo lleva a tener una constante dualidad interna por aceptarse tanto a sí mismo como a la carencia afectiva de los que lo rodean. Billy, llevado por la increíble actuación de DJ Qualls, sufre de distrofia muscular, lo cuál lo hace sentirse una carga para todos aquellos que lo rodean, pues es incapaz de mover las extremidades de su cuerpo a excepción de un par de dedos que le ayudan a moverse en su silla de rueda. Billy nunca tuvo un desarrollo como todas las personas, nunca conoció el amor verdadero o emprendió la travesía sexual natural de todos los adultos. Es un niño encerrado en el cuerpo débil y enfermo de un adulto. La constante ira y frustración de Billy brota continuamente y, tal como sucede con su propia familia, no podemos más que sentirnos apenados por su triste situación, en lugar de enojarnos por sus reacciones pueriles ante las situaciones comunes de la existencia humana.

Rodney, el verdadero badass de la serie.

Rodney, el verdadero badass de la serie.

Pero esos son sólo los personajes primarios, pues los secundarios son igual o más coloridos y complejos que los anteriormente mencionados. Tenemos a Janice y a Walter, padres de Billy y Steven, los cuales viven en una pocilga con una incapacidad de poder enfrentar sus problemas y orillados a mantener un estado de alerta perpetua por la costumbre de tener un hijo con una enfermedad tan severa. Y no es para menos, pues, supongo, que no ha de estar nada chido ver a tu hijo menor morir siete veces en sus treinta años de vida y regresar con una visión de la vida más ácida que con su muerte anterior. Rodney es un pequeño hombrecillo, compañero de Billy del hospital, quien sufre del Síndrome de Prader Willi el cual comienza a entrar al grupo por medio del corazón de estos, siendo un miembro tan importante como los demás. El cariño sincero que tiene Rodney hacia estas terribles personas nos hace pensar si en realidad es lo correcto tratar de corregir lo que es uno por dentro.

Y es éste uno de los puntos más brillantes de Legit, mediante el uso de actores con diferentes espectros de discapacidades, al usarlos como personas y no como plot points, nos obligan a razonar que, a veces, es peor tener tanto cuidado e intentar ser políticamente correctos todo el tiempo con personas que lo único que quieren y lo único que necesitan en ésta vida es ser tratados igual que los demás. El verdadero corazón de Legit, más allá de sus comentarios inteligentes y sus chistes pasados de tono, yace precisamente en ese gran mensaje que puede eludir al espectador poco experimentado: La aceptación es la clave de la igualdad.

Legit es, definitivamente, una serie que tienen qué ver. Les prometo que se divertirán y si no, vale la pena darse una vuelta para darnos cuenta un poco de cómo los pequeños errores que tenemos pueden ocasionar grandes cambios positivos en las personas que nos rodean.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s